ivanllera.es

sábado, 21 de enero de 2012

Navidades de ajuste

BILBAO / Dicen los expertos que el olfato permite distinguir más de 10.000 aromas, o mejor dicho, las sensaciones que estos producen en el individuo. Y sin embargo, el que hasta ahora ha sido regalo estrella en la campaña navideña, el perfume, pierde terreno. La crisis económica afecta al bolsillo de los hogares y pasa factura a la generosidad propia de esta época del año. En 2011, se estima que cada español gastará de media 185 euros en regalos para sus seres queridos. En total, 21 euros menos que el año pasado y 45 menos que en 2008.

Es la principal conclusión de una encuesta realizada por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), donde se recoge que estas Navidades la utilidad primará sobre el capricho a la hora de regalar. El ajuste se hace notar en todos los hogares: “Miles de familias están pasando un mal momento y deben recortar sus gastos”, explica Gustavo Samayoa, presidente de FUCI.

En este contexto, la mayoría de estas familias ha comenzado a cambiar sus hábitos. Empezando por los regalos de Navidad. Se gasta menos, pero mejor: “El regalo estrella pasa de ser el perfume al vestuario, porque es la manera en la que los consumidores renueven su vestuario”, detalla Gustavo Samayoa, presidente de FUCI.

En la calle, la misma sensación. Adela Torres lleva más de una década al frente de su perfumería de Deusto y dice que el nivel de ventas es malo, como el del año pasado. “Viene menos gente. Son pocos los que compran y los que lo hacen, gastan menos”, asegura mientras aconseja a María del Carmen, una de sus habituales, quien asegura que “con la crisis hay que mirar muy bien en qué se gasta, pero siempre hay para un detalle”.

Se trata de una impresión generalizada. Nagore busca un regalo para su madre. Ella es de las afortunadas: acaba de encontrar trabajo y, a pesar de todo, asegura que este año no gastará más que otros años. “Prefiero ser previsora y ahorrar”. En su casa, nunca han sido de muchos regalos, así que la crisis no le pasará gran factura, pero reconoce que “quizás es que hasta ahora gastábamos más de lo que debíamos”.

Nada se salva del ajuste navideño. Ni siquiera la lotería sale bien parada. Se ha jugado menos que nunca antes en la última década. Según la estadística, en 2011, cada español ha comprado cinco décimos para los sorteos de Navidad y El Niño. En números, diecisiete euros menos que 2010 y 33 menos que hace tres años. Un recorte que lleva la crisis también al terreno del azar.

*Este texto es uno de los ejercicios realizados para el máster en Periodismo Multimedia de la UPV/El Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • Twitter
  • Twitter
  • Vimeo
  • Google
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Tumblr

Colaborando con:

Últimos comentarios

Seguidores

Lo último

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger