ivanllera.es

jueves, 15 de marzo de 2012

Sindicatos sanitarios vascos convocan una huelga de 24 horas para el 29-M

Denuncian los recortes en Osakidetza porque “no es posible hacer más con menos”

Los sindicatos sanitarios SATSE, SME, FFHE, SAE y FESITESS, con mayoría en la mesa sectorial, convocaron ayer a los profesionales de la sanidad vasca a secundar cinco jornadas de movilizaciones, entre ellas un paro de 24 horas previsto para el día 29, coincidiendo con la huelga general. Su objetivo es protestar contra los recortes en sanidad, así como contra la reforma laboral que dicen precariza las condiciones de trabajo de la plantilla de Osakidetza.

Las movilizaciones comenzarán este mediodía en el Hospital de Donostia y se repetirán los días 20 y 27 en los hospitales de Cruces y Txagorritxu y el 28 en todos los centros de salud y ambulatorios de la comunidad.

Los sindicatos convocantes protestan contra los recortes en el presupuesto de Osakidetza. El servicio vasco de salud bajó en 234 millones de euros, un 6,5%, durante el trienio 2010-2012. Un descenso que aseguran pone en peligro la calidad del servicio. Para Inmaculada Aresti, secretaria provincial del sindicato de enfermería SATSE “la sanidad vasca está en declive porque no se pueden mantener los mismos servicios con menos”. Criticó el endurecimiento de las condiciones laborales de la plantilla porque “hacemos más trabajo con el mismo personal”.

Una balance negativo sobre la salud de Osakidetza que comparte Agustín Gutiérrez. El portavoz del sindicato médico SME acusó al departamento de Sanidad del Gobierno vasco de “oscurantismo”, al incrementar, sin previo aviso, la jornada laboral de los trabajadores de la  sanidad en Bermeo y Donosti, que actualmente es de 35 horas semanales.

Gutiérrez alertó de que los recortes están provocando el colapso de las urgencias sanitarias y el incremento de las listas de espera. Acusó a las direcciones de algunos centros de estar “maquillando” sus registros de pacientes mediante la fórmula “vuelva usted en quince días”. Así, aseguró que entre noviembre y diciembre muchos pacientes fueron incapaces de obtener cita al informarles en los centros de que no disponían aún de los calendarios del presente año. Esos pacientes pasaban así a engrosar una lista de espera imposible de contabilizar.

El representante médico aseguró que mientras el servicio de Osakidetza asume estos recortes, se destina parte del presupuesto a la implantación de la receta electrónica, que consideran útil, pero innecesaria: “Antes apenas se tardaba un par de minutos en expedir tres recetas, con el nuevo sistema, entre 7 y 8”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • Twitter
  • Twitter
  • Vimeo
  • Google
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Tumblr

Colaborando con:

Últimos comentarios

Seguidores

Lo último

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger