ivanllera.es

jueves, 26 de abril de 2012

Bildu Bizkaia pide a la Diputación que renueve el convenio de basuras con Gipuzkoa

La coalición destaca que el 20% de la basura del consorcio guipuzcoano llega de localidades vizcaínas

Bildu Bizkaia pide a la Diputación que renueve el convenio de basuras con Gipuzkoa
El convenio con Gipuzkoa contempla la posibilidad de prórroga por tres años más / EL CORREO


El enfrentamiento entre las diputaciones guipuzcoana y vizcaína por el convenio para la gestión de sus residuos volvió a avivarse ayer tras la comparecencia de los junteros de Bildu en la Cámara de Bizkaia. Para los representantes de la coalición abertzale, no existen motivos para frenar la prórroga puesto que, aseguraron, el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) ha cumplido con todos los pagos, incluido un 10% más para financiar la construcción de una estación de transferencia en el vertedero de Igorre.

La coalición urgió a la Diputación de Bizkaia a que informe a las Juntas Generales sobre su postura en relación a la prórroga del convenio con Gipuzkoa para la gestión de sus residuos urbanos. Los junteros acusaron a PNV y PP de iniciar “una batalla política y partidaria” con este asunto “por el simple hecho de que Gipuzkoa está gobernada por Bildu y por su rechazo a un modelo de cero basuras que no es de “su gusto”.

Acusaron al diputado general, José Luis Bilbao, de “buscar un enfrentamiento tergiversado” y de “manipular” a la sociedad vizcaína. “Es rotundamente falso que haya incumplimiento por parte del GHK que justifique frenar la prórroga del convenio”. Destacaron que de las 25.000 toneladas de basuras que anualmente envía el consorcio guipuzcoano de residuos, 5.500 provienen de los municipios vizcaínos de Mallabia y Ermua, integrados en la mancomunidad del Bajo Deba y cuya gestión depende del territorio vecino.

Asociaron al nerviosismo de los jeltzales las supuestas intenciones de la Diputación vizcaína, controlada por el PNV, de paralizar la renovación al “nerviosismo” por la aparición de “un nuevo modelo de gestión”. Todo responde, aseguraron, a la “errónea planificación”. Así, criticaron la construcción de plantas incineradoras, mientras se trata de implantar la recogida de residuos orgánicos —en fase de pruebas en el barrio de Deusto-La Ribera— y el sistema puerta a puerta que muchos municipios de la provincia ya estudian implantar. “Es como empezar la casa por el tejado”.

Los junteros destacaron que mientras en Bizkaia se fija un objetivo de compostaje del 4% en cinco años, esta cifra supera ya el 80% en los municipios guipuzcoanos que han apostado por el sistema puerta a puerta. Se trata de un sistema que entienden terminará por ser adaptado por la mayoría de los municipios, puesto que “existen directivas europeas que obligan a un tratamiento más eficaz de los residuos y que fijará sanciones por su generación antes del año 2020”.

Achacaron el retraso en la elaboración del plan de gestión de residuos de la Diputación guipuzcoana al cambio de política en el tratamiento de basuras que vienen aplicando los ayuntamientos salidos de las elecciones municipales de mayo del año pasado. Aseguran que es precisamente este hecho, que estiman supondrá “una gran reducción en la producción de residuos”, el que obliga a un “replanteamiento y redimensión” de las infraestructuras planificadas.

Nuevo modelo

Los junteros de Bildu aseguraron que el compromiso de recogida y gestión de todos los residuos de Gipuzkoa para 2015 “se mantiene intacto” y descartaron “ampliaciones más allá de los términos del convenio”, que contempla prórrogas anuales con un máximo de tres años. Del mismo modo, destacaron que el convenio “no habla en ningún momento” de la construcción de una incineradora en Gipuzkoa, sino de un centro de gestión de residuos.

En el acto, también estuvo presente Beñat Anzola, alcalde de Igorre, localidad que acoge uno de los dos vertederos a los que se destinan los residuos procedentes del territorio vecino. Destacó la “solidaridad” de su pueblo con la provincia durante los veinticinco años de funcionamiento del basurero y pidió que se cumpla el compromiso de la Diputación de cerrar la instalación antes del año 2013.

Anzola destacó que la institución tiene en sus manos la posibilidad de “cumplir” los acuerdos vigentes tanto con Gipuzkoa como con Igorre, ya que la basura guipuzcoana contribuiría a acabar con la vida útil del vertedero y adelantó que su Corporación ya estudia la implantación de un sistema de recogida de residuos puerta a puerta.

El PP pide al PSE apoyo a su entente con el PNV

El portavoz del PP en las Juntas de Gipuzkoa, Juan Carlos Cano, respondió ayer mediante un comunicado a la petición del PSE vizcaíno de prorrogar el convenio de residuos con Bizkaia.
El líder popular solicitó a al PSE que “no rompa la entente con PP y PNV”. En un comunicado, Cano señaló que los socialistas no pueden pro- poner como solución al problema de las basuras de Gipuzkoa una propuesta que defiende la prórroga con Bizkaia, condicionándola al Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos de Gipuzkoa, cuando el cumplimiento de este documento es “una reclamación demandada una y otra vez por los grupos junteros”. 
Así, destacó su voluntad de cumplir el convenio y acusó a los socialistas de desmarcarse del acuerdo alcanzado en Bizkaia por no liderarlo. Fue la reacción de los populares a las palabras de los representantes del PSE en las diputaciones de ambas provincias, que solicitaron la prórroga del acuerdo, condicionada a la reactivación de los plantes de tratamien- to de residuos que paralizó el gobierno de Bildu.

*Este texto es uno de los ejercicios realizados para el máster en Periodismo Multimedia de la UPV/El Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • Twitter
  • Twitter
  • Vimeo
  • Google
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Tumblr

Colaborando con:

Últimos comentarios

Seguidores

Lo último

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger