ivanllera.es

domingo, 22 de abril de 2012

Vecinos de Deusto celebran la renuncia a la térmica de Zorrozaurre

El Ayuntamiento y la Comisión Gestora buscarán alternativas ecológicas de producción energética 

Vecinos de Deusto celebran la renuncia a la térmica de Zorrozaurre
Terrenos donde estaba prevista la construcción de la térmica del nuevo barrio / EL CORREO
“No es el mejor momento para ponerla en marcha”. La desconfiaza despertada entre los vecinos de San Inazio y Sarriko terminó por vencer al proyecto de central térmica de Zorrozaurre. La Comisión Gestora y la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Bilbao acabaron por desechar el denominado Heating District con el que se pretendían satisfacer las necesidades de calefacción central, agua caliente y aire acondicionado de las 5.400 viviendas que se construirán en la zona en los próximos años.

Fue precisamente la Comisión Gestora de Zorrozaurre la que recogió el guante del alcalde de la ciudad y anunció finalmente la renuncia al proyecto incluido dentro Plan Especial de actuación en la zona. Iñaki Azkuna cedió a las demandas de los grupos ecologistas y de los vecinos de San Inazio y apostó por sustituir el proyecto de central términa, cuya construcción estaba prevista para las inmediaciones del campus de Sarriko y cuya ubicación también era cuestionada por la UPV.

Paneles solares
La agrupación Ekologistoak Martxan expresó su satisfacción con la retirada del proyecto. También los vecinos, que ayer manifestaban su beneplácito a la retirada del proyecto, aunque mostraban su oposición a la vuelta al sistema de calefacción por «calderín» (una caldera por portal), que concedió el alcalde al tener que renunciar, ante la férrea oposición, a una caldera gigantesca para todas las viviendas, que, a fin de cuentas, es en lo que consistía la cen- tral térmica, como inmediatamente fue bautizada por la oposición.

Central térmica no, pero calderín, tampoco, le dijeron ayer vecinos y ecologistas a Azkuna. El guion dejaba poco margen para la improvisación. Durante el último pleno, el propio alcalde reconoció que el proyecto para levantar una central térmica en terrenos próximos a Sarriko había pecado de falta de transparencia.

El principal reto del Consistorio a partir de ahora pasa por la búsqueda de nuevas fuentes de producción energética con la que satisfacer la demanda de las viviendas y oficinas del nuevo barrio. Entre las principales opciones que ya se encuentran sobre la mesa se encontrarían la instalación de paneles solares y calderas compartidas para grupos de edificios de menor dimensión que la central antes prevista.

Los vecinos, han sido en todo momento muy críticos con el modelo descartado porque creen que era “injustificado”, reiteran que están dispuestos a colabora. Está previsto que dicho Plan salga a exposición pública en mayo, en- tonces recogerá las alegaciones que puedan presentar los agentes.

*Este texto es uno de los ejercicios realizados para el máster en Periodismo Multimedia de la UPV/El Correo  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • Twitter
  • Twitter
  • Vimeo
  • Google
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Tumblr

Colaborando con:

Últimos comentarios

Seguidores

Lo último

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger